Rodolfo Aguiar y Hugo “Cachorro” Godoy junto al Jefe de Gabinete

Un logro de ATE que marca el rumbo a seguir en el escenario post pandemia

Por *Elina Escudero

 

La precarización en el Estado es un fenómeno que se consolidó en los años 90´s con la flexibilización laboral y el ajuste fiscal. A nivel latinoamericano, el sector informal alcanza actualmente el 50% de la Población Ocupada y en Argentina, si tomamos como base las 11,4 millones de personas inscriptas para percibir el Ingreso Familiar de Emergencia, la tendencia regional se repite.

En el empleo público a pesar de que la Constitución prevé el derecho a la estabilidad del trabajador en su artículo 14 bis, el Estado hizo un uso sistemático de la contratación transitoria y de la locación de servicios bajo la modalidad del monotributo. 

A pesar del contexto signado por la pandemia, el desempleo y la pobreza, la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) logró la elaboración de un Plan Integral de Regularización del Empleo Público que incluye a 29.000 trabajadores y trabajadoras que se encuentran en planta transitoria desde hace 5 años o más.

El pase a planta permanente se realizará a través de la plataforma digital ConcursAR 2.0 en tres etapas que se desarrollarán desde el 2021 hasta el 2023. 

La gestión que lidera Hugo “Cachorro” Godoy junto a Rodolofo Aguiar, ha conseguido grandes avances en la institucionalización de las relaciones entre ATE y el Estado, logrando   acuerdos que, en otros tiempos, se realizaban en una mesa chica con el sindicato que conduce Andrés Rodríguez a espaldas de las necesidades reales de los trabajadores y las trabajadoras. 

En diálogo con LPS, Rodolfo Aguiar definió este plan como “un gran paso hacia la precarización cero” y como “uno de los planes más ambiciosos del último tiempo”.

En este sentido, el reconocimiento de ATE como actor sindical representativo de las y los estatales a nivel nacional, se tradujo en una invitación por parte del gobierno nacional a presenciar el lanzamiento del mencionado Programa, lo que muestra “un crecimiento en la institucionalidad que el sindicato ha logrado a partir de haber protagonizado la movilización popular que nos permitió lograr un cambio de gobierno hace un año”.

 

Un plan 2.0 y con participación de lxs trabajadorxs

 

ATE tuvo una activa participación en la elaboración del Plan a través de los equipos técnicos la que fue destacada en por el Poder Ejecutivo. 

“Esto nos permite mostrar la territorialidad y el rol trascendental que desempeñaron las y los delegados. Para realizar este “mapeo” se emitió la resolución Nro.48 la que permitió censar, contabilizar e individualizar cada uno de los casos y ubicarlos en todo el territorio argentino”, explicó Aguiar.

Además, el sistema estuvo pensado desde el principio, para ser implementado de forma virtual: “desde la solicitud inscripción al concurso hasta el resultado final del tribunal se va a poder realizar de manera remota, lo que representa un cambio significativo en los concursos tal y como los conocíamos nosotros antes de la pandemia. Por ejemplo, las trabajadoras y los trabajadores que residían en algún lugar del país que no era la Capital Federal tenían que viajar miles de kilómetros para poder rendir el concurso que terminaba siendo un proceso altamente burocrático y, en muchos casos, llevaban años sin poder concretarse desde el 2013 o 2015”, agregó.

Lo que no dice el Plan de Regularización

 

En el relevamiento realizado por los equipos técnicos, ATE encontró que en promedio, el tiempo de servicio que tienen quienes pertenecen a la planta transitoria del Estado Nacional es de 12 años. Según Aguiar, esto permite dimensionar la cantidad de trabajadores que se han mantenido en esta situación contractual donde se pueden encontrar personas que llevan prestando servicios más de 30 o 35 años sin ser regularizados: “Esto es incomprensible porque han atravesado gobiernos de distintas ideologías políticas y la precarización se mantuvo como una constante. Nosotros siempre decimos que si Macri pudo despedir trabajadores fue porque llegó y los encontró precarizados.

Además, resultó que el 65% de las y los trabajadores en planta transitoria reside y presta servicios en la Capital Federal mientras que el 35% restante lo componen trabajadores que cumplen funciones en el resto de los 23 distritos provinciales.

Otro dato que los equipos técnicos de ATE pudieron identificar es que, dentro de las 29.000 personas en planta transitoria, hay paridad de género en su composición (50% varones y 50% mujeres). Ahora bien, cuando se comienza a ubicar este universo en la estructura jerárquica del estado, más del 80% de los puestos jerárquicos están ocupados por hombres. Según Aguiar “esta es una discusión que hay dar en el marco de una revolución de las mujeres que está ganando terreno. Es un debate que va a haber que abordar rápidamente al igual que el cupo por discapacidad y el cupo para personas Trans . Además, agregó que “para la discapacidad existe un certificado, en cambio, para la identidad de género no y en este sentido, se necesita seguir creciendo en la formación y capacitación porque, más allá de que existan buenas intenciones, es un tema que nos interpela permanentemente y tenemos que estar a la altura de las circunstancias

El Plan de Regularización tampoco menciona la situación de las personas empleadas en los más de 2.200 municipios a lo largo y ancho del país quienes “no tienen un alto nivel de sindicalización y por eso, allí los contratos suben y bajan de acuerdo al los funcionarios políticos que llegan o se alejan de la gestión”.

Por último, quedan por fuera también quienes tengan menos de 5 años de antigüedad en la contratación y el universo incierto de monotributistas que presta servicios en el Estado Nacional. 

 

Un Plan que le cambiará la vida a 29 mil personas

 

Estas trabajadoras y estos trabajadores, además de ser un “dato duro” de la realidad para analizar y comprender la radiografía del mercado de trabajo, son personas a quienes, a partir del momento en que es regularizada su situación, les cambia la vida por completo: En primer lugar, van a tener estabilidad laboral porque a partir de que se ingresa a la planta permanente del estado, no se puede ser despedido por sin una causal absolutamente probada”, destacó Aguiar y agregó que “la estabilidad laboral es uno de los atributos que mayor dignidad da en el vínculo laboral porque el salario, hoy en día, aparece como una coyuntura que uno puede discutir una o dos veces al año pero la planta permanente no es coyuntural”.

 

Paritarias 2020 y 2021

 

Este año será recordado por todos y por todas como el “año de la pandemia” pero para ATE además, es el año en que el sindicato volvió a ser incluido en la discusión paritaria nacional, luego de 14 años de exclusión.

Rodolfo Aguiar recordó que “fue durante los primeros 2 años en la gestión de Néstor Kirchner que pudimos acordar una pauta salarial y nunca más lo pudimos hacer”. Además señaló que “con la misma coherencia con la que fuimos rechazando, año a año, por insuficientes los aumentos salariales que se otorgaban, esta vez firmamos acordando porque entendemos que la reparación del daño que la gestión de cambiemos dejó sobre los ingresos, se inició con esta propuesta salarial”.

En cuanto a la etapa de recuperación del salario perdido, en términos de poder adquisitivo durante el gobierno de Macri, todavía está pendiente y llevará un tiempo más. En este sentido, la perspectiva de Aguiar es positiva: “Confiamos en nuestra experiencia al frente de responsabilidades sindicales y es esta experiencia la que nos dice que, en los años electorales, es cuando se consiguen los mejores acuerdos salariales”.

En este sentido, el objetivo de cara al 2021 es, para el gremio de los estatales, un acuerdo paritario que por primera vez, después de mucho tiempo, recupere el salario por encima de la inflación.

 

 

Los Despedidos de  la “Era  Macri”

 

De acuerdo al relevamiento que dio a conocer la Dra. en Ciencias Sociales Ana Castellani, secretaria de Gestión y Empleo Público, Macri desplazó a 41 mil empleados del Estado y multiplicó la línea dirigencial durante los 4 años que duró su gestión.

A esto se suma un índice de desempleo que, si bien este trimestre se situó 1,4% por debajo del trimestre anterior, contabilizó exactamente la misma cantidad de desocupados y desocupadas, es decir, 1,4 millones. La variación está explicada por el aumento en el denominador de la ecuación, o sea, el número de personas que tienen o buscan activamente un empleo (Población Económicamente Activa).

Para Rodolfo Aguiar, hablar de “reparar” la situación del empleo público implica, además del componente salarial, “la reincorporación de aquellos trabajadores y aquellas trabajadoras despedidas” y señala que “este gobierno ha permitido el reingreso de trabajadores a cuenta gota. Todavía hay miles de trabajadores que fueron cesanteados y hasta aquí, no han logrado recuperar su fuente de empleo por lo que, este es un reclamo que ATE mantiene vigente y recuerda al gobierno todos los días”.

 

Argentina Post-pandemia

 

Frente al derrumbe a escala global que significó la pandemia, para Aguiar, la salida de la crisis se traduce en la necesidad de tener un estado fuerte y presente. Es por esto que, recuperar todos esos trabajadores y trabajadoras que se perdieron durante el macrismo, es fundamental para poder garantizar las herramientas que necesitan aquellos sectores más vulnerables y todos los que han sido fuertemente golpeados ,como el turismo, el comercio y la pequeña y mediana empresa. A estos desafíos de índole económico se suman los que tienen que ver con una “inequidad sanitaria que viven aquellos sectores sometidos a la pobreza, al hambre y a la exclusión donde aumenta la probabilidad de contagios y de muerte”.

En relación al 2021, uno de los indicadores que prevé la futura gestión del gobierno es el Presupuesto Nacional. Para el Secretario Adjunto de ATE, este instrumentofue hecho más a la medida del FMI que respondiendo las verdaderas necesidades que hoy tiene el pueblo argentino. Tenemos la sensación que los servicios básicos como la salud, la educación, el agua potable no están priorizados y que este es un presupuesto vacuna porque nos muestra como si la pandemia desapareciera el 1ero. de enero”.

Es cierto que es posible comenzar a vacunar antes de fin de año, sin embargo, los efectos de la pandemia nos acompañarán durante, al menos, la próxima década:

“Algunos pensamos que no estamos transitando exactamente el camino que esperábamos estar transitando a un año de haber asumido el nuevo gobierno”, explicó Rodolfo y agregó “Hay un 44% de pobreza al que pareciera no interesarle a nadie y, por otro lado, un impuesto a las grandes fortunas que tardó 7 meses en debatirse y tiene un carácter extraordinario pero, al menos, es una señal”, concluyó.

Por otro lado, lejos de los titulares que anunciaban un ajuste en las jubilaciones para opacar el debate sobre la interrupción voluntaria del embarazo, el dirigente de ATE cree que el cambio en la fórmula del haber jubilatorio es un “evento auspicioso” ya que logramos que el 5% de aumento último anunciado sea complementario al que se va a anunciar en marzo y que, en lugar de existir una actualización semestral, ésta sea trimestral” aunque reconoce que “no es la actualización por inflación que nosotros reclamábamos pero al menos, esta aceleración en la actualización, nos va a permitir defender mejor el ingreso de las jubiladas y los jubilados, pensionadas y pensionados frente a un eventual aumento en los productos y servicios”.

Adicionalmente, señala que “no hay que perder de vista que hay que seguir peleando por un proceso de recuperación de los ingresos: mientras la jubilación promedio es de $26.000, la canasta básica para un jubilado es de $50.000”.

Así mismo, el Secretario Adjunto caracterizó al gobierno de Alberto Fernández como un “Gobierno de equilibrio” y afirmó que “el pueblo irrumpió en las urnas hace un año, sin embargo, la oligarquía no se cayó, sigue ahí y está al acecho ” lo que implica “estar atentos porque si no se profundizan políticas fuertemente redistributivas corremos el riesgo de que en el 2023 vuelva otro CEO a la casa rosada”.

 

Los Recursos Naturales en disputa

 

La cuestión de la propiedad en torno a los recursos naturales desató en el mundo entero guerras, invasiones e intrigas donde confluyen el poder económico y el poder político. Rodolfo Aguiar no es ajeno a esta disputa, ya que proviene de la provincia de Río Negro donde protagonizó, como líder social, más de un enfrentamiento directo con el terrateniente inglés Joe Lewis.

En este sentido, Aguiar cree que las multinacionales depredadoras de los recursos naturales son “el capitalismo salvaje en su máxima expresión” y que ”a más de 36 años de recuperada la democracia, las empresas continúan extrayendo nuestros recursos mediante una simple declaración jurada que presentan las empresas sin que exista ningún tipo de control estatal ni social”.

Además, asegura que existe una “depredación a gran escala de nuestros suelos” la cual, contamina el aire y el agua de ríos, lagos y mares, desplazando matrices productivas históricas que existían en distintas provincias de nuestro país: “en eso que era el Alto Valle floreciente donde crecían la pera y la manzana, hoy se levantan más de 200 torres de pozos de gas y petróleo; donde había 7.000 productores hoy sólo quedan 600”. 

Adicionalmente, Rodolfo considera que “hemos perdido soberanía a pasos agigantados  en la Patagonia pero también en el resto del país. Ya no somos colonizados a través de las armas sino desde lo económico” y concluyó que, “frente a estos avances del capitalismo salvaje transnacional debemos seguir resistiendo”.|

*Elina Escudero es Lic. en Relaciones del Trabajo (UBA) y Periodista en La Pelota Sindical

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.